"No hay nada más emocionante que los recuerdos a través de un bocado"

7 tácticas para aumentar las ventas en el restaurante

7 tácticas para aumentar las ventas en el restaurante
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+

¿Quieres conocer 7 tácticas que pueden aumentar las ventas de tu equipo en el restaurante?

Táctica 1: “Conocer todas las características de los alimentos y bebidas que se sirven en el restaurante”

Es una táctica sencilla pero que no todos los restaurantes la ponen en práctica. Esto se debe a que el camarero no sabe lo que está sirviendo. Es un error que provoca dudas entre los clientes y una falta de seguridad a la hora de vender cualquier producto. Lo mínimo que debe de saber un camarero es qué productos sirve para poder aconsejar mejor, resolver dudas y evitar problemas como son las alergias.

Táctica 2: “La venta sugestiva a la hora de comentar un plato”

¿Qué es más apetitoso?

– Le recomendaría la especialidad de la casa, solomillo de cerdo ibérico con parmentier de patata.

– De carne tenemos solomillo de cerdo ibérico con guarnición.

La venta sugestiva pretende a través del lenguaje tanto verbal como no verbal y un discurso entrenado la venta de los productos con mayor beneficio. Para ello es necesario conocer la oferta gastronómica, los productos más rentables y la manera de realizar una buena sugerencia.

Táctica 3 “El agua que no falte en la mesa”

Hay clientes que suelen comer directamente con aperitivos, vinos o refrescos. En la toma de la comanda de bebidas es aconsejable sugerir una botella de agua. Los clientes siempre acaban bebiendo y el restaurante aumentando las ventas.

Táctica 4: “El maridaje”

Todos los platos se tiene  que acompañar de una bebida ya sea alcohólica o no. Las bebidas son los productos que mayor rentabilidad pueden tener en un restaurante ya que no tiene mermas y muy poca manipulación.

Conocer las bebidas y el maridaje que pueden hacer con los platos es un arma que puede hacer subir las ventas. Los maridajes pueden empezar desde el aperitivo hasta los postres.

Táctica 5: “Los entrantes aumentan la facturación”

En España nos gusta comer de todo y en pocas cantidades. Por este motivo en los entrantes está la mayor parte del negocio porque se suele pedir una gran variedad para probar un poco de todo. Aconsejar una variedad de entrantes para terminar con un plato principal puede aumentar la facturación porque normalmente el cliente se fía del consejo del camarero.

Táctica 6: “Los postres tienen mucho margen de beneficio”

A la mayoría de clientes les gusta terminar la comida con algo dulce. Por este motivo ofrecer un postre aumenta las posibilidades de venta. Se puede “entrar” al cliente con la sugerencia del chef, la especialidad de la casa o con la carta abierta indicando alguno de los postres que hay en ella.

En este momento de decisión, se puede tomar nota de cafés porque posiblemente después del postre alguien no quiera.

Táctica 7: “La sobremesa”

Uno de los momentos en los que los clientes se relajan y pueden disfrutar de un licor o un buen gintonic es perfecto para aumentar el ticket. Tener preparada una carta de licores o disponer de la bebidas a la vista es muy bueno para incitar al cliente a consumir.

Estas son algunas de las técnicas con las que puedes entrenar al personal de tu restaurante y que pueden estar dentro de una estrategia de marketing gastronómico.

¿Utilizas otra técnica de venta en tu restaurante?

Photo credit: Pixabay

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+